Empapelando las paredes del hogar

Desde el punto de vista de lo decorativo, las posibilidades son infinitas, gracias a la gran variedad de papeles disponibles en el mercado. Desde acabados tradicionales que imitan efectos de pintura, hasta papeles texturados o pintados a mano.
Empapelar las paredes de nuestro hogar
Empapelar no es, claramente, una tarea sencilla. Requiere de mucha paciencia, dedicación y conocimientos. Por estos motivos, es importante informarnos correctamente sobre este asunto para que los resultados sean satisfactorios.

Guía para empapelar

En cuanto a la calidad de los papeles, es conveniente saber que aquellos que resultan más económicos en general son también más delgados y frágiles. Por lo tanto, su colocación y manejo resultan un poco complicados. Además, son propensos a desgastarse. De hecho, las consecuencias de su uso se hacen evidentes en poco tiempo. Por todo esto, lo mejor es invertir en un buen papel, resistente y de buena calidad.

El tamaño necesario para empapelar

El tamaño estándar de los rollos de papel es de 10 metros de largo por 52 centímetros de ancho. Pero si decide comprar un papel de tela, deberá solicitarlo por metro, tal como se compran los géneros.

Opciones de papeles

Pero las opciones en materia de papeles son aun más amplias. Algunos ofrecen un beneficio adicional. Esta variedad de papeles están tratados con un sistema que repele la humedad en distintos grados. Por ejemplo, los papeles vinílicos vienen con una cubierta de plástico que facilita la limpieza de toda la superficie. También es posible encontrar papeles que se pueden limpiar fácilmente con una esponja húmeda, sin dañarlo en absoluto.

Por otro lado, están los papeles texturados ideales para cubrir imperfecciones en las paredes como pequeñas grietas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.