Existen muchas variedades de pinturas y es posible elegir una de acuerdo al estilo que decidamos otorgarle a nuestro hogar los tonos y matices que más nos agraden. Con unas manos de pintura se puede renovar uno o todos los ambientes desde el exterior hasta el interior.

Pinturas para el hogar: el marco de la decoración

Pinturas estándar: cocinas y baños

Generalmente, este tipo de pintura es al agua. Pero lo que marca la diferencia es que incluyen un tratamiento anti hongos especial para zonas de humedad. La pintura vinílica sedosa es un tipo de pintura al agua que presenta un acabado semimate, es decir, ligeramente más brillantes que el resto de las pinturas al agua. Es muy apropiada para realizar acabados decorativos sobre paredes.

La mayor ventaja de ese tipo de material es que se puede mezclar con tinturas y conseguir así diferentes matices y tonos. Por otro lado, el tiempo de secado de esta pintura vinílica es bastante rápido, ya que puede necesitar tan sólo de dos a cuatro horas como máximo.

Pintura esmaltada y pintura vinílica mate

La pintura esmaltada es una pintura con bastante brillo, en general, con base al aceite. Actualmente también se consigue con acabado semibrillante, brillante o muy brillante. Para trabajar con este material hay que asegurarse que las superficies estén en perfectas condiciones, ya que este tipo de acabados subraya hasta el más mínimo defecto.

La pintura vinílica mate es uno de los materiales más económicos que hay en el mercado. Fácil de aplicar y brinda una buena cobertura con acabado mate. Puede emplearse en paredes y techos.

Comenta

Si tu comentario no tiene relacion con el articulo, es un simple spam o faltas el respeto a los otros usuarios, NO SERA PUBLICADO.